5 de febrero de 2013

Luto

Como algunos de los que leeis este blog ya sabeis, aparco la fotografía para volver a mis inicios detrás de una barra, los que no lo sabíais ahora teneis cara de sorpresa. Pero no es solo eso lo que hace que mis cámaras estén de luto...

Hoy nos ha dejado el primero de los fotógrafos Solorzano. El hombre que, siendo yo un chavalin de apenas seis años, me regaló mi primera cámara. El que fotografió todo Bilbao desde su local en la Avenida de Urquijo. El que detrás de su poblado bigote hacía lo inimaginable para sacar una sonrisa a su sobrino. Mi padrino.

Las lágrimas de mucha gente verán la luz por el vacio que dejas en nuestas vidas, pero siempre ocuparás un espacio en mis recuerdos, mi Tio Manolo. Un fuete abrazo donde quiera que estés...

3 comentarios:

  1. Oscar! eres un gran barman maestro de los cócteles, seguro que te irá genial. Siento lo de tu padrino, tu tío Manolo, seguro que ha estado y estará siempre muy orgulloso de ti. Otra cosa: dudo mucho que dejen de llegarte encargos como fotógrafo...al tiempo :).

    ResponderEliminar